Finances

Mejor estructura de financiamiento

By
Ernesto Cabral Grimaldo
on
February 14, 2020

La razón por la que dichos cambios son tan relevantes a los ojos de los inversionistas es que son factores que impactan enormemente...

Si hemos tenido la oportunidad de revisar periódicos financieros o económicos como Financial Times, Bloomberg, TheEconomist, etc., probablemente hemos leído artículos sobre cómo las empresas importantes cambian sus estructuras de financiamiento. La razón por la que dichos cambios son tan relevantes a los ojos de los inversionistas es que son factores que impactan enormemente la salud y el potencial financiero de las empresas.

Para las grandes corporaciones, el diseño de estructuras de financiamiento es una de sus actividades más importantes. Es sin duda la función más importante que los CFO (Directores financieros) tiene a su cargo y en ello gastan presupuestos anuales de millones de dólares. La razón por la que esta actividad es tan importante es que potencializa la estrategia organizacional haciéndola más rentable.

La forma más evidente en la que una buena estructura de financiamiento ayuda a potencializar a una empresa es a través de una aceleración del crecimiento en las operaciones. Para crecer se necesita inversión en maquinaria, inventarios, personal, etc. Basar el ritmo de crecimiento de la empresa en la reinversión de nuestras ganancias es en la mayoría de los casos abismalmente más lento que financiarse con recursos externos. Mcdonald’s, por ejemplo, ha invertido millones de dólares de sus utilidades en su crecimiento; pero es inconcebible llegar a tener cerca de 36,000restaurantes en todo el mundo sin financiamiento externo. Al 2015, Mcdonald’s reportó que de los 36,525 restaurantes que tenía, 6,444 eran de su completa propiedad y 30,081 fueron franquiciadas con externos en diferentes esquemas.(1)

Tener una buena estructura de financiamiento no solo nos permite crecer aceleradamente un modelo de negocios que ya funciona, sino que en muchos casos es la diferencia entre mantenerse competitivos o desaparecer. Por ejemplo, hay ocasiones en que surge una nueva tecnología que cambia tan radicalmente a una industria que si alguno de los participantes no la adopta, es muy probable que tenga que desaparecer. Cuando las empresas no tienen los recursos para adoptar rápidamente la tecnología, tienen que optar por financiamiento externo para poder mantenerse competitivos.

La tercera forma en la que una estructura de financiamiento ayuda a las compañías a capturar más valor es que les permite generar más retorno sobre su capital invertido. Por ejemplo, imaginemos el siguiente escenario: tenemos una empresa en la que invertimos 100 pesos, esa inversión de 100 pesos nos permite tener un activo productivo y con ese activo podemos generar ingresos anuales de 200 pesos con gastos de 190. Por lo tanto, tendríamos ganancias de 10pesos anuales o de 10% sobre la inversión (ver ilustración W).

Ilustración W.

Ahora bien, ¿qué pasa si emitimos deuda para hacer crecer el negocio? Si contratamos deuda por $100 y mantenemos nuestra inversión inicial constante, ahora tendríamos recursos de $200, lo que se traduciría en dos activos productivos.Imaginemos que podemos entonces aumentar ingresos con nuestros nuevos activos productivos y por ende, en vez de ganancias anuales de $10, tendríamos de $20. Restamos los intereses que tiene la deuda y tendríamos ganancias de$15. En éste escenario, estaríamos aumentando nuestra rentabilidad de 10% a 15% simplemente contratando créditos(ver ilustración U).

Ilustración U..

Ya sea porque la estructura de financiamiento sea utilizada para poder crecer de forma exponencial un negocio, para mantenernos competitivos financiando nuevas tecnologías, o para aumentar nuestro retorno sobre la inversión, las estructuras de financiamiento permiten generar más ganancias y, por lo tanto, que las empresas valgan mucho más. El problema con las estructuras de financiamiento es que así como tienen el potencial de hacer una empresa más rentable, también tienen sus riesgos.

El contratar deuda genera obligaciones que, en caso que la empresa no pueda cubrir, le pueden ocasionar severas pérdidas e incluso la bancarrota. Hacer rondas de financiamiento con inversionistas externos puede destruir el valor dela compañía para los socios si el precio de las acciones no refleja adecuadamente el crecimiento de la compañía. En términos generales, toda estructura de financiamiento tiene sus riesgos y costos.

Lo que las empresas con décadas de éxito han aprendido es que se debe de utilizar el financiamiento externo para maximizar la rentabilidad de la empresa pero se debe de balancear con los riesgos que dichas estructuras traen consigo. En pocas palabras, se debe de buscar consistentemente el punto óptimo en el cual una estructura de financiamiento potencializa la estrategia.

En nuestra experiencia, la gran mayoría de las empresa mexicanas tienen malas prácticas en cuanto a sus estrategias de financiamiento. Algunas empresas, por desinformación, son completamente adversas al riesgo y prefieren “crecer con lo propio”, razón por la que nunca escalan como pudieran hacerlo. Otras empresas, por el contrario, se vuelven adictas al financiamiento externo y no tienen una estrategia sólida, por lo que aunque crecen aceleradamente en el corto plazo, llega un punto en el que entran en bancarrota.

Las razones por las que se da este fenómeno va desde el desconocimiento que las empresas tienen del valor que las estructuras de financiamiento pueden brindar, hasta la falta de tiempo para poder llevarlas a cabo. Sin embargo, en nuestra experiencia, la razón más fundamental por la que no se diseñan buenas estrategias de financiamiento es porque las empresas no modelan matemática y financieramente sus estrategias.

Todo buen financiero sabe que las estrategias financieras deben de potencializar a la estrategia que los directores generales plantean, y que la primera siempre depende de la segunda. Si no se tiene bien formalizada y modelada financieramente una estrategia, no se pueden diseñar buenas estrategias de financiamiento. Si por el contrario se tiene formalizado y modelado el plan de acción, se puede encontrar el balance justo entre rentabilidad y riesgo que el negocio debería tomar y el que los dueños deseen tomar.

Es natural que como empresario y directivo de empresa no se tenga el tiempo para poder modelar y valuar financieramente a la compañía y es por eso que la mayoría simplemente no lo hace. Sin embargo es una actividad fundamental para el éxito de una organización en el largo plazo. Es por eso que hemos desarrollado un servicio de modelación y valuación empresarial que hace precisamente eso. Es un servicio a través del cual buscamos que las empresas mexicanas tengan acceso a las mejores prácticas financieras del mundo para que puedan generar más valor, más rápido. Nuestra visión es que no hay una mejor forma de hacer crecer un país que hacer crecer a sus empresas, y éste es precisamente nuestro objetivo.

Si crees que tu empresa requiere de éste tipo de procesos para mejorar sus operaciones y pasar a la siguiente etapa decrecimiento, agenda una llamada con nosotros. En 10 minutos te haremos algunas preguntas claves para entender mejor tu situación y explicarte específicamente a ti cómo es que nuestro servicio te puede ayudar a cumplir tus objetivos.

También te incentivamos a visitar la página del servicio para descubrir más contenido de calidad.

Para aprender más de este y otros servicios, visita nuestra página.