investing

¿Existen las inversiones sin riesgo?

By
César Vázquez
on
September 4, 2020

Es común como asesor en inversiones escuchar que un cliente pida que se inviertan sus recursos en alguna inversión “sin riesgo”. Es comprensible...

Es común como asesor en inversiones escuchar que un cliente pida que se inviertan sus recursos en alguna inversión “sin riesgo”. Es comprensible que lo pidan, después de todo, ¿A quién le gusta arriesgar su dinero? El problema es que como financieros nos enseñan que no existe ninguna inversión sin riesgo. ¿Es esto real?


Para poder profundizar en la idea tenemos que definir de una mejor manera nuestro concepto de riesgo. Entendemos cómo riesgo un escenario del futuro que de llevarse a cabo impactaría de forma negativa en nuestra inversión. 


A partir de la definición de riesgo, para que una inversión no tenga ninguno, no debería existir ningún posible escenario en el que nuestra inversión pudiera verse afectada negativamente. ¿Se te ocurre alguna? Piénsalo dos veces. Vamos poniendo un ejemplo: los CETES. 


Estos instrumentos financieros, son considerados por muchos mexicanos, financieros y no financieros, como las inversiones sin riesgo. Para los que no estén al tanto, un CETE es un préstamo que tú le haces al gobierno de México. El gobierno, tiene entonces la obligación de regresarte tu dinero más un interés por el tiempo que se tarde.


Es por la naturaleza del mismo CETE que muchos llegan a pensar que no tiene ningún tipo de riesgo. Al final de cuentas, la única forma en la que no recuperarías tu inversión es si el mismo gobierno decide no pagarte, ¿Cierto? Y como son el gobierno, y ellos tienen la máquina para hacer dinero, pues es prácticamente imposible. ¿Cierto?


Pues no. Ni siquiera el CETE está completamente libre de riesgos. 


Para empezar, es cierto que la probabilidad de que un gobierno no le pague a sus deudores es muy baja, esto no hace que sea imposible: desde los 1800s Alemania se ha declarado en cesación de pagos 4 veces, Argentina se declaró en cesación de pagos en 2001, Rusia se declaró en default a finales de los 90s, etc. 


Es cierto, todos esos fueron casos extraordinarios y son raros los países que atraviesan dichas situaciones más de un par de veces en un siglo. Pero esto no los hace imposibles, los hace improbables. Por lo que en sí, existe la posibilidad de que el gobierno mexicano no pague sus CETES, consecuentemente existe en sí un riesgo. 


Por otro lado, el que el gobierno mexicano no pague sus obligaciones no es el único escenario en el que se puede ver afectada negativamente nuestra inversión. Otro escenario claro es la inflación. Si esta se dispara, y nuestra inversión se mantiene a tasa fija, nuestro poder adquisitivo se destruiría importantemente en cuestión de meses. Situación que le pasó a los Venezolanos y una vez más a los Argentinos. 


Existen otros escenarios más bizarros, poco probables, pero posibles, que deben ser considerados como riesgos para la inversión en CETES. Al final, la conclusión es muy sencilla: siempre y cuando exista un escenario en el cual nuestra inversión pueda ser dañada, por muy poco probable que sea, esto es un riesgo para la misma. 


Dado que vivimos en un planeta inestable y cambiante, es prácticamente imposible que exista algún activo que no tenga algún riesgo. Siempre puede llegar una catástrofe natural, una revuelta social, un cambio abrupto en los mercados, etc. Siempre podría llegar un nuevo COVID19 y cambiarlo todo. 


Loa riesgos son entonces algo común. Nuestro trabajo no es hacer como que no existen, sino profundizar y entender la mayoría para poder protegernos de ellos. La próxima vez que alguien nos ofrezca una inversión “Sin riesgos” pensémoslo dos veces. Probablemente estemos frente a alguien que no entiende lo que hace o que nos quiere ver la cara. 


Para aprender más de este y otros servicios, visita nuestra página.