Lo importante de no perder lo más importante de vista

By
Fernando Gómez
on
April 1, 2020

En una era en la que hay más recursos a nuestra disposición y mucha más información que nunca, es muy fácil perderse entre la información que hay disponible para nosotros. Aunque tanta información y de una manera tan sencilla nos ha dado muchas facilidades que en otras generaciones no existían, también nos ha perjudicado. Una de las cosas que creo que la gente a veces pierde de vista es la importancia del enfoque y de no perder de vista lo más importante.


La gente sabe que la mayoría de las cosas buenas se logran con esfuerzo, trabajo y dedicación en el largo plazo. Ya sea que hablemos de crear una obra de arte que pase a la historia, de convertirse en el mejor tenista del mundo o de formar un patrimonio que pueda satisfacer todos los gustos y necesidades de una persona, si no nos mantenemos enfocados en el objetivo final y permitimos que los fracasos temporales nos desmotiven, es muy probable que nunca cumplamos nuestros objetivos.


En el pasado, la vida de una persona era prácticamente un sinónimo de su profesión, los carpinteros sabían de carpintería, los banqueros eran banqueros toda su vida y los hijos de los campesinos eran también campesinos. En la actualidad, la gente a comenzado a probar y hacer una gran cantidad de actividades diferentes, esto ha sido bueno ya que ha permitido a las personas saber qué es lo que realmente quieren hacer con su vida, pero, también ha perjudicado a algunas personas, ya que al no mantenerse enfocados en algo, sus objetivos reales y trascendentales muchas veces no son alcanzados, de hecho, muchas veces ni los tienen definidos.


Para que una persona decida en qué quiere trabajar, qué deporte quiere practicar, con qué persona quiere salir de fiesta y con qué persona se quiere casar, previamente debería hacer un análisis retroactivo en el cual, comenzando por sus objetivos de vida, debería de trazar el camino óptimo para lograrlo, cuando muchas veces es al revés, vivimos actuando y perdiendo de vista lo que realmente queremos.


Si las personas planearan donde quieren estar en 3, 10 o 30 años, y lo tuvieran “tatuado”, podrían renunciar a la procrastinación de una manera mucho más fácil y fundamentada, podrían facilitar el abandonar un vicio o podrían poner en una balanza si realmente su pareja es la persona que les suma y los acerca a su objetivo final o sólo es un obstáculo más en su camino.


Debemos de mantener lo que es realmente importante para nosotros en nuestra mente, ya que si no tenemos enfoque, nos volvemos como un náufrago que no sabe a dónde va, ni a dónde quiere ir, cuando deberíamos de ser un marinero que conoce perfectamente su destino y puede tomar decisiones para llegar de la manera más segura a él.


La mayoría de las personas que admiramos porque han logrado cosas que nadie más ha logrado, usualmente decimos que nacieron con un don para aquello en lo que destacan, pero, en su libro The Outliers, Malcolm Gladwell, nos demuestra cómo, aunque el talento es un factor importante para que una persona destaque en algo, también hay una correlación importante entre el número de horas practicadas. 10,000 horas de practica en algo en especifico es el número que suele desarrollar el potencial al nivel de ser llamado un fuera de serie.


¿Creen que si Usain Bolt, quien entrenaba 4 años para correr únicamente 9 segundos se hubiera rendido por no ver resultados en los primeros dos meses de entrenamiento, hubiera llegado a ser la persona más veloz de la historia?



Para aprender más de este y otros servicios, visita nuestra página.